Blogia
el mundo fragmentado

Los nuevos hallazgos en Atapuerca ofrecen una nueva teoría sobre el canibalismo

Los nuevos hallazgos en Atapuerca ofrecen una nueva teoría sobre el canibalismo

El hallazgo de nuevos restos de homínidos en la sierra de Atapuerca ha cambiado los esquemas de los arqueólogos en la teoría sobre el canibalismo que practicaba uno de los antecesores del hombre hace unos 800.000 años. “Pensábamos que el canibalismo en el Homo Antecesor había sido algo puntual, pero los nuevos hallazgos nos llevan a pensar que practicaron el canibalismo seguramente durante cientos de años”, ha dicho uno de los codirectores del yacimiento, Eudald Carbonell. Según esta teoría, hace 800.000 años los habitantes de la sierra burgalesa comían a “miembros de grupos que venían de fuera”, fundamentalmente niños y niñas, lo que es, para los expertos de Atapuerca “más un hábito cultural que gastronómico”. Los encargados de las excavaciones esperan encontrar nuevas pruebas que consoliden esta teoría en la parte del yacimiento de la Gran Dolina, donde ya se han localizado una decena de fósiles pertenecientes al Homo Antecesor.

Los arqueólogos que trabajan durante este verano en la Gran Dolina están sorprendidos por la cantidad de restos de este antecesor del hombre. La riqueza de esta parte del yacimiento es tal que estudian la posibilidad de reforzar el equipo de trabajo y prolongar la época de excavación, que actualmente es de poco más de un mes, a tres o cuatro meses al año. Los trabajos en este nivel (a unos 15 metros) se habían paralizado en 1994, pero ahora han confirmado la cantidad de fósiles existentes, “esperamos un festival de restos del Homo Antecesor en los próximos años”, ha dicho otro de los codirectores, José María Bermúdez.

Los arqueólogos que trabajan en Atapuerca estudian también la importante industria lítica hallada tras las excavaciones, lo que permite barajar la hipótesis de que pudo haber un desarrollo de los homínidos en Europa, Asia y África.

Las excavaciones también han sacado a la luz restos más recientes –de hace 500.000 años-en la Sima de los Huesos. Los arqueólogos han desarrollado un sistema de identificación de la cadena de ADN con restos en osos y prevén hacer lo mismo con los restos humanos. Aunque el objetivo es encontrar restos de homínidos, los hallazgos realizados hasta ahora han permitido establecer el clima que había en esa época en la sierra.


 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres